Inicio » El Blog » De Apagones y Emociones 🕯

De Apagones y Emociones 🕯

Soy de Mérida, Venezuela, donde los apagones (blackouts, falta de servicio eléctrico) son parte de la cotidianidad desde hace una década. Los de tres, seis o doce horas al día tienen más de ¿dos, tres? años Yo daba clases y se iba a luz, yo producía pan y se iba la luz, yo tuve que replantear mi vida y se iba la luz.

Cuando alguien me pregunta la razón de peso por la que emigré digo DESESPERANZA. Qué terrible sensación. Los factores de la situación de país para el «ya no más» fueron: la corrupción en todos los ámbitos de la sociedad y la falla o falta en todos los servicios y derechos básicos. Eso aunado a una experiencia personal muy perturbadora y desafiante, haber sido víctima de abuso psicológico por quien fuera mi pareja. Se podrán imaginar (en realidad, espero que no).

Tenía que reconstruir mi vida, la vida como un todo, y siendo franca lo que más me entusiasma es mi profesión, el diseño. Quería formalizar un nuevo proyecto que me diera ánimos, pero sinceramente me era difícil visualizarlo en medio de tanto salvajismo. Decidí salir del país, y en efecto lo hice, eso no me hace ni menos ni más, sólo tener esa parte del cuento.

Ante ese escenario, a un paso de emigrar y reventada por dentro, pausé todo y me dediqué a mí, a mi ESTABILIDAD EMOCIONAL, en mayúscula, porque evidentemente tenía que restaurarme como persona, había sido socavada, y porque es fundamental para mantenerse de pié ante la adversidad, la incertidumbre y la frustración.

La ESTABILIDAD EMOCIONAL es nuestra mejor herramienta. Sea cual sea la decisión, mantenerse o irse, en todo caso es SEGUIR. En la situación que sea, en penumbras o encandilados, la cuestión es no perder el FOCO. Sea la relación que sea, importa una buena COMPAÑÍA.

Me dediqué y la encontré. Luego sí partí del país, pero una no termina de irse por completo. Mi familia, mi historia, mi terruño están allá.

Ciertamente la situación es abrumadora, pero no dejemos que nos derrumbe. Encontremos calma en la escritura, en la lectura, en el jardín, en contemplar, en orar, en resolver el álgebra de Baldor, en acariciar uno o mil perros, ordenar, caminar, hablar, tirar(selas de artista), amar. Encontremos calma en cualquier actividad que proporcione bienestar, que llene, que permita sonreír o que reemplace, aunque sea por un ratico, la situación que nos consume. Abstraernos le hará bien a nuestra salud mental o al menos pausa su deterioro. Evitemos tanto destrozo moral.

Cierto, por fuera no se vive esa calamidad. Pero extrapolo lo vivido, empatizo y transmito un tilín de aliento. Por acá se vive la incertidumbre de no tener el contacto directo y en tiempo real, se vive el desplome de la calidad de vida de todos en Venezuela. Sin embargo, me anima creer que veremos un verdadero amanecer para vivir tranquilos, próspero y en armonía. Hagamos el esfuerzo de tener fe en nosotros mismos, como lo dice Viktor Frankl, psiquiatra, neurólogo y sobreviviente del holocausto nazi.

Los más aptos para la supervivencia eran aquellos que sabían que les esperaba una tarea por realizar.

Hagamos la tarea, la que nos de estabilidad emocional.

Difunde el hilo en Twitter para que más gente se sienta abrazada.

En Venezuela, hasta el momento en que escribí este post habían ocurrido dos apagones nacionales, que continúan, son más frecuentes, se agravan, que restan días de vida y suman más desgracia y muerte. Además de la falta de electricidad, en paralelo hay fallas de servicio de agua potable, gas natural y comunicación. La población sucumbe ante tanta pela. Tener acceso a los servicios básicos y la comunicación han de ser derechos de cualquier persona. A estas alturas, y en vista de la atrocidades que un régimen puede cometer, deberían estar claramente enunciados en la Declaración de DDHH, en los artículos 19 y 25. Digo yo.

Unos métodos a usar para cuando se presenten apagones:

Unos métodos a usar para cuando se presenten apagones

Más adelante escribí sobre mi proceso de reinvención y cómo me ha ayudado el diseño en estas -y otras- andanzas.


Ayúdanos a posicionarnos en Google


Apúntate al Newsletter semanal y entérate de algunas Vainas Cooltas.

Procesando…
¡Yei! Ya estás en la lista. Gracias, gracias.

Si nos brindas un café ☕, un chocolatito 🍫 o un vinito 🍷 contribuyes a seguir desarrollando más contenido.

CONTRIBUYE


Quédate por más, estos son los posts relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.