Inicio » El Blog » Tips para definir ideas. 🧠😎 Conceptualización para la odisea pos-2020

Tips para definir ideas. 🧠😎 Conceptualización para la odisea pos-2020

El concepto es la unidad básica del conocimiento humano, enmarca, establece, determina. La conceptualización -en diseño y en tu vida- permite definir y representar una idea al entender el clima intelectual y cultural de la época.

Escucha nuestro podcast aquí.

Qué añito hemos tenido todos, definitivamente vivimos en una aldea globalizada, porque al primer estornudo ya todo el mundo se friega. El 2020 marca un hito, un punto de inflexión, cambios estructurales profundos que demandan redefinir paradigmas o adoptar nuevos modelos. Y para poder entender y generarlos, la conceptualización es fundamental.

El mundo VICA nos envuelve; la vulnerabilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad nos acompaña noche y día. Por ahí me he topado con una posible quinta letra, la L de loquera, de «lack of meaning»: el estado de no tener -suficiente- sentido o significado, y como que sí. Entonces, ¿Qué manera tenemos de lidiar y manejarnos en semejante escenario? Pues con visión, entendimiento, valor y adaptabilidad, VICA 2.0, y para eso el diseño tiene la herramienta.

En este post está más desarrollado el mundito de hoy, les invito a leerlo.

La Conceptualización, una herramienta de quien diseña

A los inquietos las ideas nos arropan, son tantas que podrían abrumar. Muchas pueden tener todo el sentido del mundo, otras son meros caprichos, algunas verdaderamente brillantes se quedan engavetadas, pero muy pocas llegan a ser ejecutadas. En vez de darles un parao o sabotear su potencial, hay que evaluar su pertinencia y, acto seguido, estructurarlas.

Es el momento de la conceptualización, la representación de lo abstracto. Implica el contacto, observación y entendimiento del momento, el entorno, la gente, el mundo, la vida, TODO; y la definición y construcción de ideas que: respondan a una situación en particular, satisfagan una necesidad planteada, o aprovechen una oportunidad.

En las actividades proyectuales (llámese diseño, arquitectura, emprendimiento) es fundamental conceptualizar, el paso previo a la concreción de algo: un producto, un espacio, un servicio, una idea de negocio. El proceso -muy a lo Diseño de Productos- establece un marco referencial, el cruce y relación de variables, el ajuste a condicionantes, la toma en cuenta de requerimientos y establecimiento de atributos que describen de forma sintetizada la idea en mente.

Entonces, hay que conceptualizar enfocado en este tiempito que ¡ay mamá! Una idea aislada no tiene por dónde agarrarse, si no considera el pos-2020 no tiene sentido. Por eso, de entrada, viene bien aplicar los atributos que establece el Design Thinking, y no es que sea evangelizadora del método, soy más bien abierta y golosa en esos temas (no puedo quedarme con uno nada más), pero esta triada me parece puntual.

Deseable, Viable y Factible. Los Atributos Esenciales

Para lograr correspondencia entre las ideas que tenemos, las ganas de prosperar, de conectar con la gente y encima de poder lidiar con el mundo actual, debemos tener claro que la idea debe ser, sí o sí:

  • Deseable, el vínculo con la dimensión humana. Es la cualidad de pertinencia, apetencia y disfrute de una idea.
  • Viable, el ámbito de los negocios. Cuando es financieramente posible y sostenible, supone una idea rentable.
  • Factible, el check tecnológico. La idea es posible de implementar, de producir tanto a nivel técnico como operativo.

La deseabilidad es el atributo más importante, ya que sin él los demás factores resultan irrelevantes a estas alturas de «mercados atiborrados». Lo deseable es porque resuelve necesidades reales, es funcional, útil, atractivo, tiene sex-appeal, pero además su existencia tiene sentido y significado; se enmarca dentro de una cultura y por ende conecta con un grupo de personas.

Mucho que ver con el Diseño Emocional, bendito Donald Norman, en este post puedes leer más sobre el asunto.

Una buena manera de darse cuenta qué tan deseable es una idea es analizando si cumple con ciertas premisas muy de estos tiempos, como: diferenciación, aporte de valor y relevancia, una promesa que se cumpla y la existencia de un grupo de personas que opten por esa idea.

Ajá, pero a lo deseable como que le falta algo. Parece que está muy acortado para el pos-2020, porque se centra en las personas, y si algo nos ha dejado claro el 2020 es que debemos ampliar la mirada, al mundo, a la vida .

Del Human-CD al Life-Centered Design

Sí, LIFE, no únicamente las personas como tanto nos han machacado. El Life-Centered Design ya está en Fjord uno de los canales de tendencias más respetados en el mundo, así que no hay discusión: del «yo» al «nosotros» y con el mundo incluido.

A medida de que los atributos de deseabilidad, viabilidad y factibilidad dejen de ser tan personalistas y pasen a ser de la comunidad, del planeta, el diseño centrado en el usuario se sentirá cada vez más egoísta. El énfasis del diseño, y de todas las actividades proyectuales y de ideación, deberán cambiar hacia el diseño centrado en la vida. Y por eso la sostenibilidad ya es una condición sine qua non. Otra cosita que no se debe obviar en la conceptualización de ideas pos-2020.

Profundizar sobre Economía Circular puede ser un buen comienzo. Este post aborda el tema.

Tips para ser conceptualizador(a)

La habilidad de proponer nuevas ideas de productos no se limita a personas hiper creativas o diseñadores talentosos, todo el mundo tiene la chispa de la creatividad y buena dosis de imaginación. Sin embargo, quien conceptualiza puede generar nuevas ideas una y otra vez en diferentes temáticas, y ésta es una de las características que le distingue, en el amplio sentido existencial. Sé una de esas personas con estos tips.

  • Adquirir constantemente nuevas experiencias, virar el punto de vista, explorar y jugar, ser reflexivo y crítico, aprender de la naturaleza.
  • Manejar la complejidad porque los sistemas tienen miles de recovecos. La intención es simplificarlos, buscar su esencia.
  • Tener la sensibilidad a flor de piel, pero sin caer en dramas. La emoción y la intuición intensifican la percepción sensitiva y en consecuencia agilizan la abstracción.
  • Estar libres de prejuicios, pero no de pecados. Los convencionalismos no son tan buenos compañeros, mejor una mente abierta y absorbente.
  • Tener los ojitos abiertos porque «la ocasión la pintan calva», dicen, y ahí está la oportunidad de idear. El estudio, la investigación, la adaptación ayudan muchísimo para estructurar ideas y generar diversas respuestas.

Entonces, como conclusión. La conceptualización es un proceso muy humano (como el diseño 😊), mediante el cual identificamos aspectos de la realidad, por medio de la observación y el entendimiento; y definimos y elaboramos conceptos que nos sirven para representar ideas. Análisis y síntesis a todas luces.


¡Epa!

¿Tienes alguna idea engavetada? ¡Sácala y conviértela en un hecho! Tenemos una guía muy cool con herramientas, tips y verdades incómodas, que te ayudará en el proceso.

Guía de Ideas que quieren ser Hechos


Suscríbete al Newsletter rapidito y cero spam, dedicado a visibilizar mujeres cooltas que aportan valor con sus proyectos. ðŸ’œ

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.


Apoya a nuestros cerebros hambrientos con café ☕, chocolate 🍫 o un vinito 🍷 , el combustible para crear. Así nos ayudas a seguir desarrollando contenido útil.

CONTRIBUYE


Quédate por más, estos son los posts relacionados

1 comentario en «Tips para definir ideas. 🧠😎 Conceptualización para la odisea pos-2020»

  1. Pingback: ðŸ“ Cuando las Ideas quieren ser Hechos. Sneak Peek de una Guía -

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.