Hacks para Mejorar la Casa. La Osadía de Actualizar el Neufert

Mientras más días de confinamiento, más predicciones de un futuro incierto. Yo creo que cambios en las dinámicas sí habrá, -aunque nos resistamos-, y más tiempo en casa también. Por éso unos hacks para mejorar la casa mientras actualizamos un poco el Neufert, la biblia de la arquitectura.

De entrada se encuentra el -intento de- podcast de Vainas Cooltas: aquí se vale meter la pata, toser, tomar agua, reír y corregir. Óigalo, léalo, y si le gusta compártalo.

Estamos por Spotify también.


Desde pequeña me gustan los LEGOs, recuerdo que cada vez que llegaba a casa de mis abuelos, -que era cada fin de semana-, iba directo al lugar de los juegos sin importar la hora que fuera. Pasaba horas volteando esa cesta llena de bloques de plástico, haciendo, deshaciendo, volviendo a hacer. Imaginaba casas, edificios, ciudades, granjas, centros comerciales, colegios; todo en un mundito muy ideal, muy mío, donde las ciudades funcionaban y todo el mundo era feliz. En ese tiempo ni me imaginaba estudiando arquitectura, pero sí creando espacios; quizá era muy niña para entender de universidad, exámenes o trasnochos por responsabilidades. Desde entonces los LEGOs han sido mi herramienta predilecta, aún conservo unos cuantos que siempre me resuelven momentos de poca inspiración.

Un compromiso que tengo y les voy a confesar 🙈

En la ciudad donde nací, crecí y he vivido largo tiempo: Mérida, existía un señor llamado Amador; era de esos homeless que naturalmente recogen dinero de los autos y compra michito. Pero éste tenía algo particular: pasaba por los autos recogiendo la basura que la gente suele botar a la calle, y dormía sobre un cartón, arropado con otro cartón y su perro al lado. En ese tiempo le dije a mi mamá que cuando estuviera grande le construiría una casa a Amador, no concebía cómo alguien no pudiera tener un lugar para vivir, y sobre todo alguien tan noble como él. Amador murió al tiempo, pero mi promesa queda para en un futuro construir algo como obra de caridad. Lo dejo escrito por acá, tal cual Post-It. (¡Uy, qué compromiso!).

Miren, la casa es refugio, es morada, es ese habitar que por defecto todos deberíamos tener, y en las mejores condiciones posibles. Espacio para dormir, lavarse, cocinar, hacer visita, no en vano «la máquina de habitar» la bautizó Le Corbusier; así como el auto es una «máquina para movilizarse», la licuadora una «máquina para batir». ¿Y el celular, será una máquina para qué, entonces? Para muchos, una nueva casa. -Y de ésto hablaré próximamente-.

La casa es -por defecto- una carta de presentación.

¡Qué vergüenza con aquellos que la tienen feíta, desordenadíta!

En estos días tomé unos LEGOs mientras pensaba en el aislamiento, en las dinámicas actuales de la ciudad, en el futuro de las casas como espacio extendido del hogar.

A mí me encanta salir y disfrutar la ciudad -cuando se tiene la oportunidad-, pero también estar en casa, trabajar desde ella, comer comida hecha en casa, y agradezco cada vez que la vida me permite estos periodos. Pero sé que no muchos tienen ese estilo de vida, pues se tiene rutina de oficina y se usa la casa prácticamente sólo para dormir. Ah pues, que también lo he hecho y sé de qué va.

Gente que quizá nunca había trabajado desde casa, o siquiera pensado en hacerlo, ahora les tocó, y muchos no en las condiciones más óptimas. Para el teletrabajo -por ejemplo- se necesita estar bien equipado, de lo contrario la espalda, las nalgas y hasta el túnel carpiano pasan factura, ¿oh no? Al igual que para cocinar todos los días o ejercitarse.

A raíz de esta pandemia que nos puso a todos como pajaritos, cada uno en su nido, me preguntaba si a la gente le gusta estar en casa, trabajar desde ella, cocinar allí, hacer más cosas que sólo dormir o descansar un domingo; entonces se me ocurrió hacer una encuesta en Twitter:

La verdad los resultados me sorprendieron, casi el 90% quiere seguir en casa, algunos con mejores condiciones, unos poquitos sin tener que cocinar, pero definitivamente se ha encontrado una comodidad en casa que no imaginábamos que podíamos tener.

La percepción de casa en definitiva está cambiando

La osadía de modificar el Neufert y hacks para mejorar la casa 🏡

Así como la religión tiene sus biblias, en arquitectura tenemos ese libro sagrado que todos debemos conocer, tocar, hojear y digerir para hacer que sabemos de arquitectura. Se llama «El arte de proyectar» y lo conocemos como «Neufert», por el arquitecto alemán que se dedicó a normalizar los espacios arquitectónicos. Y a modo de osadía, me atrevo a bocetear posibles actualizaciones de nuestra biblia, porque de medidas mínimas no podemos vivir toda la vida, y ahora mucho menos.

Abajito la explicación de mi osadía
  • 🍽 Señores, la cocina está tomando un papel muy importante en casa, ¡estamos usándola frecuentemente!, por tanto tiene que ser cómoda, lo suficientemente amplia para sus necesidades, y con ésto las dimensiones de la alacena (para el mercado de la semana o del mes). Además de ser más concurrida, -ya no sólo por quien cocina-, a veces por la familia entera.
  • 💻🖨 Considerar urgentemente un espacio de trabajo en casa. Me duele en la columna ver a muchos trabajando desde la cama o en el piso, o con suerte encima de la mesa del comedor y con un taburete que te mueres. Así no podemos seguir, mis queridos. ¡A armarnos un estudio, un pod o por lo menos un mueble que tenga mesita para la compu!
  • 🌫🌞 A medida de que crece el mercantilismo (las cajitas de fósforos), desaparece la calidad de vida, los buenos ánimos y hasta se perjudica la salud; oremos, roguemos, exijamos que haya ventilación cruzada e iluminación natural en nuestros hogares. Y de estos beneficios ya hablé aquí.
  • 🌆 La fama de los balcones es nueva, así como lo útil que son a pesar de que ellos existen desde hace uffff. Qué linda idea sería que todos tuviéramos uno, mantenerlos, conservarlos sin encerrarlos o tumbarlos. ¿No le gusta el que tiene? Fíjese en sus necesidades y fájese a darle amor.
  • 🐾🐈 ¿Alguien pensó en las mascotas? ¡Por favor! Qué necesario se hace un espacio para ellas, sobre todo cuando poco las puedes sacar, ya sea porque estamos confinados o porque tenemos mucho trabajo.
  • 🧑🏽👩🏽 ¿Y en los niños? Yo no tengo, pero los vecinos están al borde del colapso. No, no es fácil. Diseñemos un espacio para ellos. Yo de pequeña tenía una «guarida» debajo de las escaleras, con pufs y libros. 🥰
  • 🤸🏽‍♀️💃🏽 ¿Quién dijo bailar, hacer yoga o entrenar en casa? Claro que también necesitamos un espacio amplio. Convertible, versátil.
  • 🌿🌾🌱 Si vamos a ganar autonomía en casa, que sea la mayor posible; así que, ¿Por qué no incluir una huerta en el balcón, por ejemplo? Les comparto un hilo de twitter aunado a videos bonitos que hicieron los chicos de Ciudad Sostenible (en Bogotá). Material que les puede servir para empezar con su casa sostenible.
Otros hacks, para ganar autonomía en casa
  • 🌇 ¡Por favor, incluir más terrazas en los edificios y menos azoteas nulas, sin poder habitar! Cuánto nos serviría usarlas para tomar el sol o ver el cielo abierto a aquellos que no tenemos balcón.
  • 🌳🍀🍃 Y por último, y super mega importante, el uso de la vegetación en casa debería ya ser obligatorio. Aparte de que nos proporciona salud y bienestar, nos embellece el lugar. Les dejo al señor de las plantas para que se sorprendan de lo que pueden lograr sin tener siquiera un jardín. 👇🏽👇🏽👇🏽

Cada loco con su tema, hay que ser muy selectivo con tanta información; por éso les estoy dejando acá unas recomendaciones que me parecen pertinentes para esta nueva manera de concebir la casa.

Sin duda alguna el #COVID-19 nos hizo apretar el acelerador y llegar más rápido al futuro. Y por otro lado, muy ambiguo, de alguna manera estamos volviendo a orígenes como cocinar en casa, hacer pan -y además con masa madre-; a ganar autonomía en casa, a no depender de muchas cosas que nos estaban aturdiendo y no dejando disfrutar el día a día, como el tráfico, por ejemplo, o el corre corre de la vanidad; PERO con una gran diferencia: mucha tecnología de por medio, y en éso nos diferenciamos de la vida que tuvieron nuestros padres o abuelos. Ahora lo creo, el futuro del que se hablaba en «Los Supersónicos» está aquí:

Habrá que empezar a aplicar algunos hacks para remodelar la casa en función de nuestro nuevo estilo de vida, ésa será una de las inversiones de ahora. -Aparte de no depender de un solo ingreso mensual, pero éso se lo dejo para que lo aprendan de Adam, un super hacker de las finanzas-. Hacer la morada más cómoda, más amable, más digna de nuestros quehaceres, nuestra cotidianidad. Atrévase, no dude que usted merece bienestar, felicidad, experiencias, emociones (de las bonitas), en forma de espacio.

De momento, para remodelaciones rápidas y sacar de apuros -así como las consultas de médico-, nos pueden contactar por acá o por videollamada. 😊 ¡Manos a la obra!


Si necesitas una asesoría, una idea o una propuesta envíanos un mensaje al formulario de contacto y hablemos en privado 😏. Si lo tuyo es una conversa, COMENTA (más abajito) que eso es bonito 🤓 y si te gustó el post, COMPARTE que eso está bien 😎.

6 comentarios

  1. Pues si. Nuestras casas no han sido los espacios más cómodos del mundo y hasta eso reveló la pandemia. A mi se me hace complicado modificar, porque vivo en casa de mis padres. Pero me he planteado si o si desde que esto ocurrió, hacer varias modificaciones con las cosas que tengo. es bonito pensar que al menos eso podemos controlar, porque lo de afuera no. Me conmovió tu historia del Sr. de la calle. Habla de lo excelente ser humano que eres

    1. Increíble cómo ha marcado ésto a cada uno por su lado y a todos como sociedad. Sin duda no volveremos a ser los mismo, pero yo apuesto por la humanidad, por volver a la esencia sin quitar las comodidades tecnológicas que hoy se nos presentan.

      Indudablemente el tema de la reinvención nos toca a todos de alguna manera, aunque muchos le huyan o les parezca «demasiado». Y el tema de los espacios es importantísimo.

      Patricia Vera Paparoni
  2. La verdad es que me encantó leer esto, siempre he pensado que nuestra casa es un centro de negocios con spa y que es definitiva debemos hacerlo placentero para poder vivir en él. Siento además que los espacios deben ser bien cómodos,detesto trabajar sobre una silla de madera.

    Gracias por compartir.

    1. Hola Juan Carlos, gracias a ti por leer y comentar.

      El concepto de centro de negocios con spa suena interesante, para quienes lo ven así, por supuesto. La verdad es que si supiéramos qué tanto nos influyen los espacios en nuestra salud, mood, les prestaríamos más atención. Los espacios deben girar en torno a nuestras necesidades, nada de pensar en apariencias o en imposiciones sociales. (Que de éstas hay un montón).

      Patricia Vera Paparoni
  3. Aaaay ojala consigas un nuevo Amador a quien puedas ayudar, por otro lado, no es tan descabellado, si me parece sensato que por cultura se reevaluen las dimensiones minimas actualizadas a esta epoca, muy buen articulo, me encanto lo fresco que hablas, me transporto a Venezuela, haste llegue a escucharte jajaja

    Javier Camacho
    1. Ojalá que sí, Javier, porque esa casita tiene que ir. 😊

      Ay, gracias por tu comentario. Qué fino que te haya gustado y haya causado eso.

      Por aquí seguimos escribiendo. 😉

      Patricia Vera Paparoni

Comenta, que eso es bonito

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.