Manual de edificaciones pasivas para gente activa

Este post es un breve manual de edificaciones pasivas, junto a reflexiones sobre arquitectura que ahorra, para crear conciencia a gente que gasta y darle un cariñito a la Tierra.


De entrada encontrarás el post narrado, comentado, chalequeado y sin edición de Vainas Cooltas, en donde se vale meter la pata, toser, tomar agua, reír y corregir. Si usted es una persona sumamente atareada, oigalo; si usted es una persona seria en la vida, léalo; y si usted es pana, compártalo.

Estamos por Spotify también, para que nos sigan pues.


De arquitectura que ahorra para gente que gasta

Es 16 de febrero y hace frío al norte, llegas a la casa y te provoca encender la calefacción al unísono de una cabeza que saca cuentas. Extrañas la primavera o el otoño, donde las facturas son más amigables, no hay temperaturas extremas, ni para el hogar ni para el cuerpo. El frío es llevadero y el calor apenas se asoma.

Al sur, el calor del verano te lleva a contar, a sumar en papeles y a restar del bolsillo. Nos parece injusto, ¿¡por qué a los arquitectos no se les ocurrió solucionar ésto con materiales, orientaciones o alguna técnica constructiva mágica!? -te preguntas-. «¿Dónde están las edificaciones que ahorran en esta vida?», -rematas-.

Años y años encendiendo una y otra vez el A/A o la calefacción, decenas de meses ahorrando en electricidad para poder pagar esas facturas, o peor, para no gastar de más. ¡Qué vainas con el recalentamiento global, ahora hace más calor por acá! -exclama alguien en el trópico mientras lleva a 18°C el A/A-.

SPOILER ALERT! Si sigue así el próximo año va a tener que bajarle más grados a ese aire, y así sucesivamente, hasta que llegue un día donde ya no le van a dar los números, y no hablo de la cuenta de ahorros.

Edificaciones Pasivas, cuestión de conciencia

Sé que estamos más cerca que lejos de una alerta mundial, pero aún considero que no es demasiado tarde para tomar conciencia y darle un cariñito a la Tierra mientras proponemos nuestro hogar como un medio más amigable, más humano y más confortable para nosotros sin tener que golpear tanto al planeta. Y ésto lo escribo en 2020 con genuinas esperanzas de hacer que nuestra casita dure un poco más.

Señores, si seguimos construyendo como lo estamos haciendo, nos vamos a destruir solos. La arquitectura irresponsable es una de las principales causas de la contaminación ambiental, y por consecuencia, afectación en la capa de ozono. Consumimos el 50% de los recursos naturales, el 40% de la energía y el 50% del total de residuos generados. Y no es invento, aquí lo pueden chequear.

¡Ésto es grave!

Y para amortiguar un poco el asunto nos hemos inventado usar un montón de etiquetas, que si la arquitectura verde, arquitectura bioclimática, eco-arquitectura; etiquetas muy bonitas y tan verdes que hasta mencionarlas nos hace sentir mejor con el medio ambiente. ¿¡O no!?

Ya va, ¿Pero ésto no existía antes?

Por supuesto, y desde los tiempos de María Castaña, es decir, desde la Antigua Grecia, en el S. V a.c aproximadamente.
Estas «etiquetas» que ahora usamos sobre todo para ser trendy, deberían ser tácitas en los criterios de diseño medioambientales al momento de proyectar. Y ésto ya lo toqué en este artículo.

Desarrollo de una vivienda

Breve Manual de Edificaciones Pasivas

Aquí va un manual sobre edificaciones pasivas para lograr una arquitectura sostenible y responsable, -o al menos para intentar que sea así- y morir con la conciencia tranquila, llena de sostenibilidad, confort y ahorro. Los cinco principios mágicos de una casita bien portada y ahorradora.

  • Aislamiento térmico: Usted piense en la temperatura que más desea conservar, de ello dependerá el ancho de las tabiquerías en fachadas, y de las losas en piso y cubierta. Por acá es por donde más suele escaparse la energía.
  • Puentes térmicos, sobre todo en la carpintería: No use distintos espesores en los aislamientos térmicos en las fachadas, cubiertas o suelos, así evita que haya escapes de energía y aparición de moho y cosas horrorosas.
  • Cubiertas y fachadas al sol: Lo lógico es orientar la edificación respecto al este y oeste, es decir a la salida del sol. Usted aproveche esos rayos solares, y cubra esa fachada y esa cubierta con paneles solares, así acumula energía y además protege al edificio del sol.
  • Los ventanales y puertas, es decir, cualquier hueco que usted le haga a las fachadas o a las cubiertas son el punto débil de la edificación, pues por allí va a entrar frío, calor, ruido y situaciones incómodas; pero para que no se le vaya de las manos use los materiales, dimensiones y sistemas acordes a sus necesidades. Los ventanales altos son buenísimos para dejar entrar el aire puro, refrescar el espacio y dejarlo salir una vez que se calienta, pues sabemos que el aire caliente tiende a irse a lo alto de una edificación.
    ¡Por favor no olvide nunca la ventilación cruzada, hágase un bien!
  • Ventilación mecánica controlada: Use materiales que le ayuden a filtrar el aire que entra a su casa, su nariz y sus pulmones se lo agradecerán, pues entrará menos polvo, y para aquellos que son alérgicos a casi toda partícula que ondee por los aires: ácaros, polen, etc, ¡señores, ésto es el paraíso!

En datos: en una edificación pasiva se gastan unos 15 kWh/m² al año, mientras que en una vivienda normal el gasto es de 110 y 140 kWh/m² al año 😱; es decir, el ahorro está alrededor del 80% de la energía total que se usa.
En calidad de vida: en una vivienda pasiva no se pasa ni frío ni calor, y ésto se debe a los micro climas que se crean en el interior. 😏

Si viven en la ciudad más caliente de esta tierrita, o ese verano está absurdamente insoportable, les dejo un dato: la temperatura ideal del A/A es entre 24 y 25ºC, así usted refresca el espacio, ahorra más y contamina menos.
Si ya construyó su casa, su edificio, su mansión, pero desea agregarle técnicas pasivas al espacio, relájese, que aún hay tiempo. Una llamadita a 0800 Vainas Cooltas, ¿cómo carrizo hago? y con gusto le resolveremos.

¿Deberíamos reciclar los edificios?

¡Pero claro! Sería además una de las maneras más baratas y respetuosas de construir sin hacerle daño al medio ambiente. Esta tarea la dejaré para la casa y para un próximo artículo, el de ¿cómo reutilizar edificaciones y no fallar en el intento? 🤔

En resumen para sistemas pasivos: Captar (←), almacenar (↓), distribuir (↑), conservar (↻).


Si tienes una consulta, una idea, una propuesta, aquí estamos para hacer empezar a hacer feedback. Mándanos un mensaje al formulario de contacto con los datos correctos.


Si le gustó el post, comparta que eso enriquece. 😎 Si lo suyo es una conversa o un café, comente que eso embellece. 🤓