Reflexión sobre: Democratic Design

Escandinavia: Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia
En la cultura escandinava no se vanaliza el diseño de productos, por el contrario estos llegan a ser parte de la vida, siendo los compañeros en los largos meses de invierno. La casa es el refugio y los muebles y objetos en general, se basan en el «dictamen del confort».

Fue a partir de mediados de 1920 que surge una nueva concepción del diseño, en la Academia de Bellas Artes Danesa, fundada por Kaare Klint; diferenciandose de las tendencia que existian en la epoca (del movimiento moderno). Criticaba a la Bauhaus por su falta de humanidad y su rechazo a las tradiciones. Ahí crean la Ergonomía, es por eso que aparte de funcionales, sus diseños logran ser confortables para el ser humano.
El perfil del diseño escandinavo se basa: en pureza en la lineas, simplicidad en la ejecución, organización, racionalización, refinamiento constructivo, cuidado en el detalle, equilibrio, calidez y una estética funcionalista de la reducción.
Lo primero que debe lograr cualquier objeto escandinavo es belleza, funcionabilidad y el caracter igualitario de su sociedad, que mantenie un fuerte sentido de la solidaridad y la ecología, de ahí que se establesca a este diseño como democrático… no por su aplicabilidad politica, sino por su entrada a todas las casas, sin descriminar persona alguna; pues todos tienen derecho al buen diseño y definitivamente eso mejora la calidad de vida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.