La Sencillez en el Diseño. El Epílogo con Vif, Dieter y Donald

Este post es el tercer capítulo de La Sencillez en el Diseño, el Preludio y el Meollo le anteceden. El artículo lo empecé a escribir para ser publicado en @DIconexiones, pero la vida ha dado más brincos que una cabra desde que no logré terminar de escribir el post. Después de tanto y antes de un montón más, he considerado hablar sobre diseño sin separarlo de la vivencia, porque en mi caso la profesión no se desliga, sino es un estilo de vida. En este post abordaré la sencillez desde la visión del diseño, el concepto y los recursos para llevar una vida driven by design. 🤗


Sencillez, cualidad de sencillo. Sencillo, que no ofrece dificultad. Dificultad, impedimento para conseguir, ejecutar o entender algo bien; a todas luces es antónimo de practicidad, utilidad y atractivo, que son funciones del diseño. Entonces, ¿es el diseño un medio que aporta sencillez y bienestar? Yo creo que sí.

El Diseño como Herramienta

Vuelve la burra al trigo, pero es que no me canso de mostrar este concepto.

El diseño industrial, o de productos, es un proceso estratégico de resolución de problemas o creación de oportunidades que aportan valor. De entrada requiere sí o sí el diagnóstico del contexto, para generar una propuesta pertinente que sea factible, viable y deseable; atributos con los que junto a la sostenibilidad como condición sine qua non​, podemos bordear el área de la innovación.

Esta estrategia aplica también para otras disciplinas proyectuales, como la arquitectura, la economía, la comunicación. Ciertamente los diseñadores no somos unos eruditos, pero sí tenemos las habilidades de proyectar para impactar positivamente la sociedad con propuestas relevantes, creíbles y diferentes. Reitero, para eso sí o sí debemos hacer diagnósticos, estudios del contexto, empatizar con las personas, investigar y luego SINTETIZAR en un producto, un servicio, una experiencia o un sistema.

La Sencillez como Respuesta

El mundo está en constante cambio, o corres o te encaramas, por más que se tenga reticencia al cambio es imposible librarse de él. Cada uno de nosotros hemos experimentado movidas de matas, algunas personales y otras colectivas, esas son tan fuertes que impactan en las estructuras culturales y económicas de la sociedad, causando cambios a todo nivel.

A partir del 2018, con el colapso de la economía global, se llevó al sistema de valores hacia una mayor racionalidad y conciencia colectiva, corrigiendo excesos y planteando a un estilo de vida menos ostentoso. Se hizo común que los cuadernos de tendencias establecieran guías de diseño que apuntaran a una renovación del racionalismo.

Mapa de Evolución de las Tendencias propuestas por OTH en su cuaderno.

La Sencillez, un Valor del Diseño.

Las situaciones conflictivas nos hacen concientizar sobre el valor del entorno, la salud, la filiación, la agrupación, el progreso, la libertad. Valorar la sencillez y el bienestar se enfatizan con las crisis. Vivimos en un mundo convulso que empuja a que seamos una sociedad más informada, que reclama ética y responsabilidad, ávida de experiencias y emociones, diversa en expresiones. Existe una demanda del producto (en el sentido amplio del concepto) bien diseñado que contenga dosis emocionales y proyecte identidad. Por eso, como diseñadores, makers y/o emprendedores debemos proyectar moderación, respeto y racionalidad, sin dejar de lado la sensibilidad.

La sencillez en el diseño es bienestar cuando se cumple a cabalidad las diferentes dimensiones: forma, función, representatividad, sostenibilidad. La eficiencia y la utilidad no se desligan de la experiencia ni de la emotividad. Lo deseable no se desliga de la factibilidad y la viabilidad. La sencillez no es simple, es una «cosa» compleja de conseguir, pero una vez que se tiene es gloriosa, no hay vuelta atrás.

Los productos han de tener un aporte, un sentido, con alto nivel resolutivo a una necesidad o deseo en concreto, sin ostentación y con mínimo riesgo financiero, insertos en un ciclo más natural, más pausado y reflexivo. Es esta la sencillez en el diseño.

Recursos para aliarse con la Sencillez, sin llegar a ser insípido

Para generar productos que cumplan con las características descritas, creo que hay dos exponentes del diseño a los que hay que hacerles caso: Dieter Rams y Donald Normam, porque ambos afianza la idea de diseñar en función de humano y cada uno aporta desde su enfoque, Dieter con su decálogo del Good Design y Donald con su diseño emocional.

Good Design por Dieter Rams

Dibujé a un Dieter sonriendo.

El buen diseño es tan poco diseño como sea posible. Menos, pero mejor, porque se concentra en los aspectos esenciales, y los productos no están cargados de elementos innecesarios. De vuelta a la pureza, de vuelta a la simplicidad.

Dieter Rams

Diseño Emocional por Donald Norman

Y a Donald pensativo también lo hice yo.

No hay duda de que la utilidad y la usabilidad son importantes, pero privados de diversión y placer, de alegría y entusiasmo (…) nuestra existencia sería incompleta.

Donald Norman

Queda entonces encomendarse, en el nombre de Dieter Rams, de Donald Norman y de la buena voluntad (la tuya, la mía, la de muchos). Amén. 🙏


Si tienes una consulta, una idea, una propuesta, aquí estamos para hacer empezar a hacer feedback. Mándanos un mensaje al formulario de contacto con los datos correctos.

Si nos quieres contactar por otros medios, entonces en Twitter nos encontrarás: a Pat como @laverapaparoni y a Vif como @latroconis. Para que estés al día con las publicaciones, por nuestro grupo en Wapp, o bien puedes suscribirte acá abajo y recibir un e-mail cada vez que publiquemos:

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Si le gustó el post, comparta que eso enriquece. 😎 Si lo suyo es una conversa o un café, comente que eso embellece. 🤓

13 Comentarios

  1. Pingback:La sencillez. El preludio

  2. Pingback:La sencillez. El preludio. – DRIVEN BY DESIGN

  3. Precioso artículo!!! Conocí algunos términos nuevos y me encantó tu desarrollo sobre la idea de sencillez! La conclusión perfecta “el regreso a la pureza, el regreso a la sencillez”.
    Término perfecto para aplicar en diseño y también en otras áreas; sobre todo en la vida.
    Espero el próximo artículo sobre la sencillez y el food design

    Gloria
  4. Precioso artículo!!! Conocí algunos términos nuevos y me encantó tu desarrollo sobre la idea de sencillez! La conclusión perfecta “el regreso a la pureza, el regreso a la sencillez”.
    Término perfecto para aplicar en diseño y también en otras áreas; sobre todo en la vida.
    Espero el próximo artículo sobre la sencillez y el food design

    Gloria
  5. Pingback:Manual Cortito para Newly Migrantes. – DRIVEN BY DESIGN

  6. Pingback:Manual Cortito para Newly Migrantes. – DRIVEN BY DESIGN

  7. Pingback:«Del apuro sólo queda el cansancio» – Vainas Cool-tas

  8. Pingback:«Del apuro sólo queda el cansancio» – Vainas Cool-tas

  9. Pingback:La Sencillez. El preludio - Vainas Cooltas

  10. Pingback:La Sencillez en el Diseño. El Meollo del Asunto - Vainas Cooltas

  11. Pingback:Migrar. Las Respectivas Miradas - Vainas Cooltas

  12. Pingback:Manual de Food Design a lo venezolano - Vainas Cooltas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.